LOGIN

Tono postural en lectura, escritura y TV

Sientese correctamente: pies apoyados en el suelo y espalda derecha. No debemos cruzar las piernas, sentarnos sobre una pierna, etc. No debemos estudiar tumbados.

La distancia de lectura debe ser adecuada. La distancia ideal es aproximadamente del codo hasta la primera falange. No debes ladear tu cabeza ni tu espalda mientras lees o escribes. Los antebrazos han de estar apoyados sobre el plano de trabajo.

Para facilitar la postura mientras realizamos trabajos de cerca es conveniente que el plano de la mesa tenga una ligera inclinación, aproximadamente 20º. Si dispones de un atril o mesa regulable, no dudes en emplearlo.

Al realizar tareas de cerca debes ser consciente del entorno que te rodea, siempre que esto no te provoque una falta de concentración en la tarea.

No se debe leer con la cabeza, sino con los ojos. Esto puede ser un signo de un problema visual.

Interrumpe la actividad visual en visión próxima, levantando la cabeza durante unos instantes y enfocando objetos distantes y realizar estiramientos de cuello, espaldas y brazos. Si puedes levantarte por unos segundos de la silla, te aconsejamos que lo hagas.

No veas TV a una distancia corta e intenta adoptar una postura cómoda. Si tienes la costumbre de ver TV tumbado no te tumbes siempre del mismo lado.

Tono postural con ordenadores

La altura de silla debe ajustarse de modo que los codos se sitúen a nivel del teclado.

Usa reposapiés: ajustar la altura para que las caderas estén ligeramente más abajo que las rodillas.

Ajusta el apoyo lumbar de manera que permita apoyar la curva lumbar.

Ajusta la profundidad de asiento para que te permita apoyarte firmemente en el respaldo y queden todavía tres dedos entre la parte anterior del asiento y las piernas.

Ajusta la parte superior de la pantalla al nivel de los ojos con el centro de la pantalla a no más de 40 cm de altura respecto a la superficie de trabajo. Colocar la pantalla a una cómoda distancia (entre 40-55 cm desde el borde anterior de la mesa).

Emplea teclados delgados y con diferentes ángulos de inclinación ajustables. Si se quiere evitar el dolor de brazos, es muy importante un soporte para las palmas delante de las teclas. Las teclas deben tener un acabado mate para producir un mínimo reflejo, en color apagado, preferentemente gris, evitando el blanco y el negro.

La posición ideal para el portapapeles es junto a la pantalla y a su misma altura.

Utiliza el ratón tan cerca del lado del teclado como sea posible. Sujeta el ratón entre el pulgar y el cuarto y quinto dedos. El segundo y el tercero deben descansar ligeramente sobre los botones del ratón. Mantén la muñeca recta (si es necesario utiliza un reposamuñecas)

La distancia aconsejada entre tus ojos y la pantalla del ordenador no debe ser menor de 60 cm.

Iluminación actividades de cerca

Estudia o lee con una iluminación adecuada. Es conveniente leer con buena luz ambiental y con una segunda fuente de luz dirigida al plano de lectura teniendo cuidado para que no deslumbre ni provoque brillos sobre el texto y que no haga sombras al escribir. Si la persona es diestra la luz se deberá colocar a la izquierda y viceversa. Debemos evitar la luz directa de lámparas hacia los ojos.

En usuarios de ordenador se deben controlar las condiciones de iluminación para evitar los deslumbramientos provocados por fuentes de luz intensa y los reflejos sobre la pantalla, ya que nos provocarán un menor contraste, favorecerán al cansancio y las molestias visuales y posturales.

 

Para evitar los reflejos, localiza las fuentes de luz que los generan observando la pantalla de tu ordenador cuando está apagado. Una vez detectadas, elimínalas si puedes, o emplea viseras o filtros antireflejantes.

También es importante establecer un tamaño de letra en el monitor que nos sea cómodo. Evita letras pequeñas.

Alimentación sana para los ojos.

Aconsejamos una dieta rica en frutas y verduras que contengan vitaminas A, E, C, luteína, riboflavina B2 y minerales.

Asepsia e higiene terapéutica con plantas medicinales

La aplicación de Llantén, Eufrasia o Caléndula, de forma unitaria o en mezcla, es muy útil para evitar conjuntivitis, cansancio ocular, sequedad de los ojos, pequeñas irritaciones parpebrales debidas al uso prolongado de lentes de contacto o por uso intensivo de pantallas de ordenador.

Preparación: Echar las plantas en agua hirviendo para hacer una infusión como si fuera un té, se cuela o tamiza el liquido resultante y se aplica en forma de compresa derivativa o tópica con los párpados cerrados durante un periodo de tiempo no inferior a 15 minutos ni superior a 30 minutos, pudiéndose realizar hasta 3 veces al día. No son eficaces los lavados por su corta duración con dichas plantas.

Hidrata tus ojos, porque cuando realizamos actividades en visión próxima que requieren concentración el parpadeo disminuye. Esto provoca una menor producción de lágrima. Puedes realizar ejercicios de parpadeo o refrescar tus ojos en el lavabo.




(c) 2019. Este site está creado con Barracus Framework, un producto de elequipoe.com(c) 2019. NCMS, Eleva Tu Punto De Vista Aviso Legal